La Pandemia, una posibilidad de hacer negocio

Para todos queda cada vez más claro que la contingencia sanitaria que atraviesan nuestro país y nuestro estado no son suficientes para que las diferencias políticas queden de lado en pos de atender dicha situación; por el contrario, muchos ven en esta coyuntura la oportunidad que estaban esperando para recuperar los bonos políticos que han perdido. Especialmente Acción Nacional ha desatado toda una campaña para criticar y generar confusión sobre cada medida que toma el gobierno federal.

Algunos gobernadores están también tratando de aprovechar para sacar tajada y limpiar su maltrecha imagen política, otros para hacer el negocio de sus vidas endeudando a sus estados. Algo parece ser una constante entre estos gobernadores, entre mas fuerte golpean la mesa para exigir recursos y acciones por parte del gobierno federal, más es el desaseo que tienen debajo.

Gobernadores de Jalisco y BCS, evidenciados

Dos casos son claro ejemplo de esto, el gobernador de Jalisco, que cada vez sube más de tono su discurso contra el gobierno federal tratando de opacar el vendaval que se le vino encima por la compra fallida de pruebas rápidas que desencadenó que otras compras irregulares salieran a la luz hasta llegar al punto de que la prensa siguiendo el hilo de esta información dieron con una bodega abandonada, sin rotular ni nada que indicara que ahí existiera una empresa farmacéutica como la que los contratos signados por el gobierno de Jalisco indicaban con esa razón social y dirección.

En Baja California Sur las cosas siguen la misma tónica, Carlos Mendoza aprovecha cada coyuntura para hacer airados reclamos a la federación, desde la difusión de información incorrecta, sesgada o francamente falsa, como la reducción del presupuesto para la entidad, hasta los actuales reclamos de mayor apoyo para enfrentar la contingencia sanitaria, además de los recursos que ya se adelantaron y los 25 mil millones para salud extras para las entidades.  

Deslinde de responsabilidades

En los días pasados, el secretario de salud en la entidad, dio una declaración de ideas entrecortadas señalando que el estado está afrontado la epidemia con recursos propios. Dejando de lado la veracidad de tales afirmaciones, resulta  verdaderamente inmoral que el gobierno del estado exija antes de dar, que mantenga a la población del estado en ascuas dependiendo de lo que pueda sacarle a la federación para atender la contingencia.

Diversos datos sobre el presupuesto y gasto del gobierno del estado se han hecho públicos a pesar de que no han sido suficientemente difundidos por la prensa local que está volcada en refritear notas nacionales de medios abiertamente contrarios al gobierno federal, dejando de lado no solamente su ética profesional, sino el ejercicio critico y puntual de los gobiernos locales y la problemática que los sudcalifornianos nos atañe más directamente.

Uno de esos datos que reflejan la inmoralidad del actuar del gobernador del estado, es lavarse las manos dejando toda la carga de la atención sanitaria cuando Mendoza Davis, al Igual que Alfaro en Jalisco fueron de los principales opositores a la firma de los convenios de colaboración entre federación y entidades para implementar el servicio universal gratuito a través del INSABI, y ahora resulta que requieren de la federación, con qué argumentos, con qué recursos y con qué cara decían capaces de atender la salud de manera independiente en el estado, postura sumamente irresponsable que los mandatarios locales sostuvieron por su conveniencia política negociando de manera criminal con la salud de sus ciudadanos.

El Zar de los Viáticos, ya lo hizo una vez en el IMSS.

Desde luego que eso no es gratuito, seguramente ya hemos tenido a la vista diversos reportajes que documentan el desvío de recursos por más de mil millones que el gobierno del estado llevó a cabo de los recursos federales y donde uno de los rubros más castigados fue el de la salud; no está de más recordar el oscuro paso de Mendoza Davis por la delegación del IMSS en la entidad, donde se ganó a pulso el mote de Zar de los Viáticos, facturando por este concepto en cinco meses 570 mil pesos, además de muchos otros datos que dan cuenta del actuar inmoral de nuestro mandatario, el de los 5 kilos que jamás fueron aclarados.

Se ha gastado 70 mdp en viáticos.

Ahora que CMD pone el grito en el cielo clamando la ayuda de la federación, salen a la luz datos que revelan la mezquindad con que se ejerce el presupuesto del gobierno del estado, fiel a su modus operandi que al parecer le ha dado buenos resultados, CMD, el zar de los viáticos, mientras mendiga más apoyo federal, tiene presupuestado gastar este año más de 16 millones en pasajes aéreos, con lo estaría llegando a 97 millones en dicho rubro en lo que va de su administración, tiene asignado para este año un presupuesto de 17 millones de pesos de viáticos en el país, con lo que llegaría a 70 millones en lo que va su administración, 2 millones y medio en hospedaje, con lo que la actual administración habría gastado 20 millones en ese rubro, en sus informe de gobierno ha gastado 31 millones más lo que se acumule este año.

Ha invertido 400 mdp en publicidad y 189 mdp en renta de vehículos.

Y  carrusel de gastos frívolos continua, con los 51 millones asignados para comunicación social este año, la administración de CMD estaría rebasando los 400 millones ejercidos durante su mandato, casi 67 millones para combustibles y aditivos, acumulando 304 millones en lo que va del sexenio, el arrendamiento de vehículos pasó de 72 millones en el 2018 a 35 millones en el 2019 y15 millones en el 2020, y esto porque el Congreso del Estado le puso un freno, aún así, el gasto en renta de vehículos acumula 189 millones, al igual que el rubro de arrendamientos especiales que suma un total de 160 millones en lo que va del sexenio.

1,300 MDP que no fueron destinados a la salud.

En estos rubros, CMD ha gastado más de 1300 millones de pesos en su mandato, por lo que resulta no solamente una incongruencia, sino una inmoralidad la postura de este viaticador en serie, no porque exija a la federación, sino porque exige cuando gasta cantidades insultantes de dinero en rubros que no son prioritarios para Baja California Sur, no quiere castigar el presupuesto que tiene a su disposición para gastos no prioritarios, mientras el gobierno del estado estira la mano para pedir más, pero no para sacar de su bolsa, quedan de manifiesto al menos dos cosas, la incapacidad real que tienen los gobiernos locales para atender la salud de sus ciudadanos como pregonaban y que el gobierno del estado privilegia los gastos superfluos que la salud de la población.

Esta entrada tiene 5 comentarios

  1. Es preocupante que EL CONGRESO DEL ESTADO no se aboque a revisar los presupuestos y su aplicación, dejaEs preocupante que EL CONGRESO DEL ESTADO no se aboque a revisar los presupuestos y su aplicación, dejando a los ciudadanos de B.C.S. en completo estado de indefensión. ndo a los ciudadanos de B.C.S. en completo estado de indefensión.

  2. Y LA PRENSA LICAL

  3. Que Quediga dind3cquedaron los 1175 millon3s decoesos del presupuesto federal que ko ha comprobafo!.

  4. Que mala honda que no puedas ver lo que estas escribiendoC

  5. SE LOS DIJE DESDE HACE TIEMPO, ¿AHORA QUE PROCEDE?, !QUE EL CONGRESO DEL ESTADO ACTUÉ CONFORME A DERECHO¡ ¿O QUE SIGAN SOLAPANDO LA IRREGULARIDADES DE CARLOS MENDOZA DAVIS?

Responder a Toto Cancelar la respuesta

Cerrar menú