RMA PREPARA SU SALIDA DE MORENA Y ATACA AL GOBIERNO FEDERAL

Rubén Muñoz más tardó en llegar a morena que en irse, desde que asumió el cargo como presidente municipal de La Paz marcó su línea con la militancia morenista, dejando fuera de su administración a cualquier miembro identificado con la izquierda local; a los pocos que les abrió un espacio en el ayuntamiento, al poco tiempo los despidió de su administración con una serie de ardides sumamente bajos y perversos.

En noviembre del año pasado, los morenistas le cobraron la factura al hacerlo quedar en ridículo cuando impulsó una candidatura para la dirigencia del partido en el estado; aplastado estrepitosamente el intento de Rubén Muñoz de la mano con Leonel Cota y Ramiro Ruíz, tal fue la ira del soberbio alcalde que ni tardo ni perezoso, despidió a los pocos morenistas que quedaban en su administración. El repudio del alcalde en la base morenista es evidente, no solamente lo tildan de traidor, sino que además su fallida administración se ha vuelto un lastre para la imagen política de morena.

Rubén lo sabe, por eso desde hace tiempo su cercanía con el gobernador se ha hecho más que patente, no solamente su actitud servil es del dominio público, sino que deliberadamente se presta a ser el caballo de Troya que no conforme con su indolencia ahora toma un papel más activo para afectar la imagen de morena, incluso la del gobierno federal.

En fechas recientes, a través del medio de comunicación favorito del alcalde, sino es que ya podríamos decir oficial de los intereses del mitómano edil paceño, se cuestionó la visita del presidente a Los Cabos, cuyo titular rezaba: “pasaron 17 meses y todavía no arrancan proyectos de amlo en Los Cabos”, cuando precisamente la visita fue para la entrega y supervisión de las obras que están en marcha en aquel municipio, incluso debemos recordar que un par de semanas antes titulares de diversas dependencias federales y estatales estuvieron en la entrega de obras de contención y encauzamiento de arroyos en colonias cabeñas, así de burdo y deliberado fue el mensaje del alcalde para fijar su posición respecto del gobierno federal.

El último  desplante del presidente municipal fue la foto donde se le ve acompañado por Juan Domingo Carballo, ahora de Movimiento Ciudadano, suponemos que el alcalde está perfectamente enterado que MC no se encuentra en el espectro de las posibles alianzas que establezca morena para las próximas contiendas electorales, por el contrario, no es nada tersa la relación que existe entre ambos partidos. Así, con un pie fuera de morena y con el repudio de los simpatizantes de la 4T, que se ha ganado a pulso, habrá que ver hacia donde apuntan los desvaríos políticos del alcalde, habrá que ver también que piensan de estos amagos sus aliados políticos como Leonel Cota Montaño, que seguramente no estará dispuesto a quedar fuera del presupuesto federal por seguir a un descabezado Rubén Muñoz que ya demostró en la elección interna que dentro de morena no tiene ningún activo, por más que cada que se toma dos copas se pone a vociferar ante propios y extraños que él será el próximo gobernador de Baja California Sur.

Muñoz debería de dar claridad sobre sus pretensiones, dejar de dar bandazos, dar certeza a su equipo y dejar ese juego ridículo de dobles mensajes que lo único que hace es minar la poca credibilidad que tiene al interior de morena y ante la ciudadanía.

Deja un comentario

Cerrar menú